Estrías: causas y tratamientos

La aparición de las estrías es producto de una desorganización de la red de colágeno asociado a la modificación de la actividad de fibroblastos y la ruptura de las fibras elásticas debido a la distorsión producida por el estiramiento mecánico brusco, sumado a factores biológicos y genéticos.

Las estrías son cicatrices atróficas dérmicas lineales y circunscriptas de la piel.

Su aparición es producto de una desorganización de la red de colágenoasociado a la modificación de la actividad de fibroblastos y la ruptura de lasfibras elásticas debido a la distorsión producida por el estiramiento mecánico brusco, sumado a factores biológicos y genéticos.

Sin duda, la piel constituye el espejo de los cambios a nivel celular demostrables en determinados cuadros.

Al principio se observan líneas múltiples de disposición paralela de color rojo violáceo debido a la inflamación dérmica por la ruptura fibrilar. Luego, con el tiempo, van tomando un aspecto cicatrizal de color blanquecino y se deprimen levemente. De este modo, la estría se instala con el aspecto de una cicatriz de una longitud variable de 5 a 15 cm.

Las estrías se forman progresivamente en forma insidiosa.

Esencialmente se localizan en pechos, vientre, caderas o muslos, con una disposición simétrica.

Las estrías aparecen en ambos sexos, en todas las edades, pero sobre todo en la mujer, especialmente relacionadas a situaciones en las cuales se produceliberación de cortisol de las glándulas suprarrenales en embarazo, obesidad, etapa de crecimiento en la adolescencia, diabetes y en la práctica de ejercicios bruscos.

En ocasiones son provocadas por el efecto indeseable de algunos medicamentos, como es el caso de los corticoides sistémicos o tópicos de larga duración.

La alteración del funcionamiento del fibroblasto, genéticamente determinado, brindará una tendencia o, por el contrario, la protección contra el desarrollo de estas roturas cutáneas.

La manera en que se trata a la piel puede fragilizarla o preservarla; así, las dosis masivas de sol alterarán profundamente las fibras de colágeno y de elastina.

Las dietas desequilibradas que maltratan el material proteico del organismo son excelentes potenciadores del deterioro cutáneo. Por lo tanto, un buen estado de nutrición predispone a una piel de aspecto saludable, hidratada, que tolera mejor un mayor estiramiento.

Las variaciones de peso son causa frecuente de aparición de estrías y, sobre todo, en las partes sometidas a fuertes distensiones.

El embarazo es una situación extraordinaria para el cuerpo en general y para la piel en particular. La sobredosis hormonal presente tiene múltiples consecuencias. La retención de agua y de sal se manifiesta bajo el efecto de losestrógenos y el cuerpo almacena energía en forma de grasa.

Las estrías del embarazo, aunque se muestran en la superficie de la piel, no son cicatrices superficiales. Son profundas que se forman en respuesta a las fuerzas de tracción y estiramiento y al reemplazo del colágeno a nivel de la dermis.

Todo trastorno hormonal puede inducir la aparición de estrías, como en la adolescencia.

Asimismo, la raza es otro factor que influye en la aparición de las estrías, observándose con menor frecuencia en mujeres de raza negra.

Tratamiento de las estrías

estrías

La mayoría de los activos actúan como preventivos, pero no lo hacen a nivel de la regresión de las estrías ya instaladas.

El más conocido es la vitamina A, que estimula la formación de colágeno y de las fibras elásticas, generando finalmente una remodelación de la epidermis.

Para poder tratar esta patología se necesita actuar en ambos niveles:prevención y regresión

Algunos ejemplos de estos activos, son:

- Alfa hidroxiácidos: alisan el relieve cutáneo. Estimulan la síntesis de las proteínas dérmicas (colágeno y elastina) y reconstituyen el tejido de sostén. Actúan sobre la distensión de la piel, proporcionando un efecto hidratante.

- Acidos grasos poli-insaturados Omega 3: mejoran la firmeza y tonicidad de los tejidos. Su función es regeneradora y moduladora de la inflamación de la piel. Al proteger de la deshidratación previenen la aparición de estrías.

- Vitamina E: es un componente natural antioxidante cutáneo. Enlentece el envejecimiento celular y favorece la reparación adecuada de la piel.

- Alantoína: desempeña un papel en la regeneración de la epidermis.

- Acido retinoico: se utiliza a una concentración del 0.1% y se observan resultados luego de un tratamiento de 7 meses. Por la alta concentración suele ser muy irritante para la piel. No está permitido su uso en embarazadas por sus efectos teratogénicos.

- Retinol palmitato: como todo retinoide tiene efectos sobre la proliferación cutánea y la queratinización. En la dermis estimula la formación de colágeno y de fibras elásticas. Se recomienda su uso en concentraciones entre 500.000 a 600.000 UI cada 100 ml.

- Aceite de rosa mosqueta: es fuente débil de ácido retinoico y fuente de ácido gammalinoleico, potenciando la acción antiestrías del retinol. Aporta un efecto emoliente interesante que mejora la elasticidad de la piel.

- Peeling químico: utilizando distintos ácidos como el glicólico, que favorece la reparación a partir de los fibroblastos que sintetizan colágeno.

- Peeling físico: es una dermoabrasión que actúa por irritación y estimula al fibroblasto.

- Láser: luz visible (400-600 nm) y luz infrarroja (600-1320 nm) que inhiben la angiogénesis, lo que disminuye el eritema en el caso de las estrías rojizas. La luz ultravioleta (308 nm) actúa por estimulación de la melanogénesis y pigmenta las estrías.

Quizás los tratamientos más eficaces sean los quirúrgicos, pero también son los más limitados. Lo ideal en este campo es prevenir, teniendo en cuenta las situaciones predisponentes. 

Silvina Gabrielloni
Farmacéutica

 

Fuente: Farmacia Vasallo

Newsletter

Redes Sociales

Contactanos

  • Rojas 1691 PB CABA
Google+