4 tratamientos que rejuvenecerán tu mirada sin pasar por el quirófano

Los métodos más eficaces contra 'el mal de ojo' para evitar sumar años en tu mirada.

FUENTE: MUJERHOY.COM

Bolsas, arrugas y ojeras son capaces de arruinar tu mirada y añadirte algunos años de más. ¿Cómo remediarlo? Con los protocolos punteros médico-estéticos que incluyen varias técnicas que se realizan a veces al mismo tiempo: botox, ácido hialurónico, láser y carboxiterapia, los procedimientos más recurrentes por su probada eficacia ante "el mal de ojo".

Las patas de gallo son arrugas radiales que aparecen en la zona lateral de los ojos, y son causadas fundamentalmente por la contracción del músculo orbicular de los ojos. Se pueden ver incluso en personas muy jóvenes cuando gesticulan con fuerza, pero en esta fase se considera que forman parte de la expresividad normal. Es normalmente a partir de los 35 años cuando si bien siguen marcándose especialmente con la gesticulación, ya se vislumbran en reposo (sin gesticular). Posteriormente, y de forma progresiva con la edad cada vez son más evidentes, y se marcan más en reposo sin relacionarse demasiado con la contracción muscular. En esta fase las arrugas ya se consideran más arrugas estáticas (fijas), que de expresión.

Las bolsas se producen por relajación de los tejidos que mantienen los acúmulos grasos del contorno ocular, hacia la profundidad de las órbitas y por el acúmulo de líquido en zona periocular, secundario a un defecto del sistema de drenaje. La cuestión es que existen familias que tienenbolsas anatómicas perioculares, pudiéndose ver las mismas incluso en niños de corta edad. De esta manera no hay forma de evitar su aparición, la genética tiene estos inconvenientes, pero sí puede prevenirse su aparición y también ser completamente eliminadas mediante métodos médico-estéticos.

Las ojeras pueden definirse como un oscurecimiento cutáneo alrededor de los ojos, fruto de la combinación de un mayor depósito de pigmentos dérmicos y epidérmicos a ese nivel, un aumento de la trama de vasos venosos en esa región y a veces un engrosamiento cutáneo.

Juntos, o por separado, las patas de gallo, las bolsas y las ojeras se convierten en una preocupación para un gran número de mujeres, ya que son responsables de añadir años, y originar un aspecto de cansancio en el rostro.

Aquí tienes cuatro tratamientos que resolverán estos problemas, sin pasar por el quirófano, y con los que conseguirás alegrar tu mirada dándole una nueva juventud.

Newsletter

Redes Sociales

Contactanos

  • Rojas 1691 PB CABA
Google+